Las diez cosas que sabemos que son ciertas

La primera vez que hicimos esta lista llevábamos poco camino recorrido. Cada cierto tiempo, volvemos a consultar la lista para comprobar que no hemos dejado de cumplir ninguno de los puntos. Damos nuestra palabra de que así seguirá siendo.

  1. Piensa en el usuario y lo demás vendrá solo

    Desde el principio, nuestros esfuerzos se han centrado en proporcionar la mejor experiencia posible a los usuarios. Cuando diseñamos un nuevo navegador de Internet o modificamos el aspecto de la página principal, lo más importante es asegurarnos de que todo el trabajo sea útil para nuestros usuarios, por encima de nuestros propios beneficios u objetivos internos. La interfaz de nuestra página principal es clara y sencilla, lo que facilita que las páginas se carguen inmediatamente. Los resultados de búsqueda no se alteran nunca a cambio de retribuciones económicas, y la publicidad no solo se marca claramente como tal, sino que ofrece contenido relevante y no distrae a los usuarios. Además, siempre que desarrollamos nuevas herramientas y aplicaciones, confiamos en que su funcionamiento sea tan bueno que nadie se plantee ningún cambio de diseño.

  2. No hay nada mejor que el afán de superación

    Disponemos de uno de los grupos de investigación más grandes del mundo que se dedica exclusivamente a resolver problemas de búsqueda, así que sabemos lo que hacemos bien y cómo podemos mejorarlo. A través de nuestros continuos esfuerzos por resolver problemas difíciles, hemos conseguido solucionar cuestiones complejas e incorporar continuas mejoras a un servicio que ya ha convertido la búsqueda de información en una experiencia rápida y fluida para millones de personas. Nuestro afán por mejorar la experiencia de búsqueda nos ayuda a aplicar los conceptos que hemos aprendido a nuevos productos, como Gmail y Google Maps. Nuestro deseo es trasladar el poder de la búsqueda a áreas sin explorar y facilitar a los usuarios tanto el acceso a una mayor cantidad de información en continua expansión como la utilización de esa información en su vida cotidiana.

  3. Es mejor ser rápido que lento

    Sabemos que el tiempo de nuestros usuarios es oro y que quieren obtener respuestas a las búsquedas que realizan en la Web de forma inmediata. Por eso, intentamos que así sea. Probablemente seamos los únicos en situación de afirmar que nuestro objetivo es que los usuarios se marchen de nuestra página principal lo más rápido posible. La eliminación del exceso de bits y de bytes de nuestras páginas y el incremento de la eficacia de nuestro entorno de servicio nos ha permitido superar varias veces nuestros propios récords de velocidad y conseguir que el tiempo medio de respuesta para un resultado de búsqueda sea una fracción de segundo. Siempre que lanzamos un nuevo producto, tenemos en mente la velocidad, tanto si se trata de una aplicación para móviles como en el caso de Google Chrome, un navegador diseñado para ser lo suficientemente rápido para la Web actual. Por ello, no dejamos de trabajar para que los procesos sean cada vez más rápidos.

  4. La democracia es una buena forma de gobierno para la Web

    La búsqueda de Google funciona porque utiliza los enlaces en sitios web publicados por millones de usuarios para poder determinar qué otros sitios ofrecen contenido relevante. Para evaluar la importancia de cada página web, utilizamos más de 200 parámetros y numerosas técnicas, como nuestro algoritmo patentado PageRank™, que analiza qué sitios han recibido el "voto" de otras páginas de la Web por ser las mejores fuentes de información. A medida que el tamaño de la Web aumenta, este enfoque es cada vez mejor, ya que cada sitio nuevo se convierte en otro punto de información y en un nuevo voto que añadir al recuento. Del mismo modo, desempeñamos un papel activo en el desarrollo de software libre, que se innova gracias al esfuerzo colectivo de muchos programadores.

  5. Las respuestas pueden llegar a cualquier lugar

    El mundo es cada vez más móvil: los usuarios quieren tener acceso a la información en cualquier lugar y en cualquier momento. Somos pioneros en el desarrollo de nuevas tecnologías y ofrecemos soluciones para servicios móviles que permiten que usuarios de todo el mundo utilicen el teléfono para realizar todo tipo de tareas, desde consultar el correo electrónico y los eventos del calendario hasta ver vídeos, y que puedan acceder de distintas formas a la búsqueda de Google a través del teléfono. Además, esperamos ofrecer mayor innovación a los usuarios de móviles de todo el mundo con Android, una plataforma móvil gratuita de software libre, que traslada al mundo móvil el carácter abierto que dio forma a Internet. Esta plataforma móvil no solo beneficia a los consumidores, que disponen de más posibilidades de elección y de nuevas experiencias móviles innovadoras, sino que aumenta las oportunidades de ingresos para proveedores, fabricantes y desarrolladores.

  6. Se pueden conseguir beneficios siendo honesto

    Google es una empresa y los ingresos que obtenemos provienen de la oferta de tecnología de búsqueda que ofrecemos a las empresas y de la venta de publicidad que se muestra en nuestro buscador y en otros sitios de la Web. Cientos de miles de anunciantes de todo el mundo utilizan AdWords para promocionar sus productos y cientos de miles de editores aprovechan las ventajas del programa AdSense para incluir anuncios relacionados con el contenido de sus sitios. Para garantizar que nuestro objetivo último sea satisfacer las necesidades de todos nuestros usuarios (tanto si son anunciantes como si no), hemos establecido un conjunto de principios que rigen nuestras prácticas y nuestros programas de publicidad:

    • Solo permitimos que se muestren anuncios en las páginas de resultados de búsqueda si están relacionados con las mismas. Asimismo, tenemos el firme convencimiento de que la publicidad solamente puede proporcionar información útil en los casos en que esté relacionada con los resultados que el usuario espera obtener, por lo que es posible que no aparezca ningún tipo de anuncio al realizar determinadas búsquedas.

    • Consideramos que la publicidad puede ser eficaz sin ser molesta. No aceptamos la publicidad en forma de ventanas emergentes, que interfiere en la visualización del contenido solicitado. Nos hemos dado cuenta de que los anuncios de texto que son relevantes para la persona que los está leyendo reciben un mayor porcentaje de clics que los anuncios que aparecen de forma aleatoria. Cualquier anunciante, ya sea grande o pequeño, puede beneficiarse de este medio de gran definición de destinatarios.

    • La publicidad que se incluye en Google siempre aparece identificada de forma clara mediante el mensaje "Enlace patrocinado", de forma que no se ponga en peligro la integridad de nuestros resultados de búsqueda. El orden de los resultados de búsqueda no se manipula en ningún momento para que nuestros asociados ocupen posiciones aventajadas, y ningún algoritmo del mercado supera la clasificación PageRank. Nuestros usuarios confían en nuestra objetividad, y ningún beneficio a corto plazo podría justificar que se quebrantara esa confianza.

  7. Siempre hay más información por descubrir

    Después de haber indexado más páginas HTML de Internet que ningún otro servicio de búsqueda, nuestros ingenieros centraron su atención en la información a la que no se podía acceder de forma tan inmediata. En algunos casos, solamente se trataba de integrar nuevas bases de datos en la búsqueda como, por ejemplo, añadir una búsqueda de direcciones y de números de teléfono, y un directorio de empresas. Sin embargo, otras iniciativas precisaban algo más de creatividad, como incorporar la capacidad de buscar en archivos de noticias, en patentes, en revistas académicas, en miles de millones de imágenes y en millones de libros. Además, nuestros investigadores siguen buscando formas de ofrecer toda la información del mundo a las personas que buscan respuestas.

  8. La necesidad de información traspasa todas las fronteras

    Google se fundó en California, pero nuestra misión es facilitar el acceso a la información a todo el mundo y en todos los idiomas. Con ese fin, contamos con oficinas en más de 60 países, mantenemos más de 180 dominios de Internet y mostramos más de la mitad de nuestros resultados a usuarios de fuera de EE.UU. La interfaz de búsqueda de Google está disponible en más de 130 idiomas y ofrece la posibilidad de restringir los resultados a contenido escrito en un idioma específico. Esperamos poder proporcionar nuestros otros productos y aplicaciones en tantos idiomas y en tantos formatos accesibles como sea posible. Mediante nuestras herramientas de traducción, los usuarios pueden descubrir contenido que se haya escrito en el otro extremo del mundo en un idioma que desconocen. Gracias a estas herramientas y a lingüistas profesionales y voluntarios, hemos podido aumentar considerablemente la variedad y la calidad de los servicios que ofrecemos, incluso en los lugares más remotos del mundo.

  9. No hay que llevar traje para ser formal

    Nuestros fundadores crearon Google con la idea de que el trabajo debía ser un desafío y de que afrontarlo debía ser divertido. Creemos que una cultura empresarial adecuada promueve el talento y la creatividad (y por cultura empresarial entendemos algo más que lámparas de lava y pelotas de goma). Hacemos especial hincapié en los logros del equipo, y los éxitos individuales que contribuyen al éxito global son un motivo de orgullo. Depositamos una gran dosis de confianza en nuestros empleados, que son personas enérgicas y apasionadas con trayectorias profesionales muy diferentes y con una visión creativa del trabajo, de la diversión y de la vida. Aunque el entorno de trabajo sea informal, todas las ideas que surgen en la cola de la cafetería, en una reunión de equipo o en el gimnasio se comentan, se analizan y se ponen en práctica a una velocidad de vértigo (y es posible que se conviertan en la plataforma de lanzamiento de un nuevo proyecto que se implementará en todo el mundo).

  10. Ser muy bueno no basta

    Consideramos que ser muy bueno en algo es solo el punto de partida, pero no la meta. Nos fijamos objetivos que sabemos que aún no podemos alcanzar, porque estamos convencidos de que los esfuerzos por cumplirlos pueden llevarnos a obtener mejores resultados que los esperados. A través de la innovación y de la perseverancia, esperamos partir de lo que funciona bien y mejorarlo de formas inesperadas. Por ejemplo, cuando uno de nuestros ingenieros detectó que la búsqueda se realizaba correctamente al introducir palabras bien escritas, se planteó cómo se debían procesar las palabras mal escritas. Eso le llevó a crear un corrector ortográfico intuitivo y más útil.

    Aunque no se sepa exactamente lo que se busca, la responsabilidad de que se encuentre una respuesta en la Web es nuestra, no del usuario. Intentamos prever las necesidades que nuestros usuarios de todo el mundo no han manifestado todavía y satisfacerlas con productos y con servicios que establezcan nuevos estándares. Cuando se puso en funcionamiento, Gmail contaba con más espacio de almacenamiento que ningún otro servicio de correo electrónico disponible. Si miramos hacia atrás, parece obvio ofrecer algo así, pero lo pensamos porque ahora hay nuevos estándares en lo que respecta al almacenamiento de correo electrónico. Estos son los tipos de cambios que pretendemos efectuar, por lo que siempre estamos buscando nuevos ámbitos en los que poder marcar la diferencia. En última instancia, nuestro constante descontento con cómo son las cosas se convierte en el motor que impulsa todo nuestro trabajo.

Privacidad

Nuestra política de privacidad, nuestras herramientas y mucha más información sobre cómo administrar información en Google

Más

Seguridad

Nuestra visión de la seguridad y los métodos de notificación de problemas de seguridad

Más

Principios de software

Nuestra posición con respecto al software engañoso de Internet

Más

Cadena de suministro

Nuestro compromiso con la fabricación responsable

Más